Los Jinetes Psicodelicos

Por: Magdalena Bombig

Marcaron una nueva tendencia musical a mediados de la década del ’60. Lograron combinar rock y  blues con un agregado psicodélico, al que complementaron con letras filosóficas y poéticas.  Junto a un cantante que traspasaba todos los límites, con una voz inconfundible y una actitud que repudiaba a la autoridad, lograron instalarse dentro del salón de la fama del rock, al lado de grandes íconos como The Rolling Stones, The Beatles, Queen, The Who, entre otros.

The Doors, fue una de las bandas más completas en todos los sentidos, que marcó una época y a una generación.

Jim Morrison (cantante), poseía una personalidad rebelde y a la vez misteriosa que volcaba en todas las presentaciones de la banda. Dotado de una profunda, poderosa  y excepcional voz, logró darle vida a las letras de The Doors, que en gran parte, eran de su autoría, como: “Roadhouse Blues”, “Waiting for the sun”, “The end”, “Hello I love you”, “Break on through  (to the other side)”, entre muchas otras grandes obras.

“El Rey Lagarto” era un improvisador, alguien que innovaba todo el tiempo.  Esto, en varias ocasiones, lo metió en problemas con la ley. Como en el concierto que el grupo brindó en Miami en 1969, donde Jim, aparentemente, comenzó a masturbarse sobre el escenario. Lamentablemente, el 3 de julio de 1973 Morrison fue hallado por su novia, Pamela Courson, muerto en la bañera de su apartamento en París por un supuesto paro cardíaco, existen múltiples teorías referidas a su muerte, que todavía hoy, siguen en discusión.

Uno de los mejores tecladistas, en mi opinión, es Ray Manzarek, quien junto a Morrison, fueron el corazón del grupo. Las bases de la mayoría de las canciones provenían del Fender de Manzarek, y fue él quien le aportó el estilo psicodélico al conjunto estadounidense. Además, era él quien producía los sonidos del bajo en su Fender Rhodes, ya que la banda no contaba con un bajista. Sus aportes en el teclado fueron la esencia de The Doors.  En canciones como “Touch me”, “Spanish caravan”, “Love street”, “Alabama song”,”Light my fire”, entre otras, se puede apreciar  a este excelente músico.

Robby Krieger fue otra pieza fundamental para que The Doors se haya convertido en uno de los mejores grupos norteamericanos. El guitarrista fue el responsable de escribir algunas de las canciones más populares y trascendentales de la banda, como: “Light my fire”, “Touch me”, “Runnin’ blue”, “Love me two times”, “Love her madly”, “People are strange” (junto a Morrison) entre otras. Además, los aportes de Krieger con su Gibson le dieron un toque personal e innovador, si bien la guitarra no era el instrumento principal de la banda, supo dejar su marca y plasmar su talento en muchas de las canciones.

John Densmore estuvo a cargo de la batería. Fue el único miembro de la banda que se manifestó en contra de Morrison y su comportamiento turbulento. A pesar de esto, Densmore se conectaba perfectamente con el cantante y el resto de la banda de manera musical.

The Doors es, fue y será, a mi entender, uno de los grupos mejores grupos que existieron, y que a pesar de su disolución hoy siguen estando vigentes, como hace  45 años cuando Jim Morrison,  Ray Manzarek, Robbie Krieger y John Densmore  pensaron que sería buena idea tocar juntos.

Por: Magdalena Bombig

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s